Tres grandes jugadores del regional
February 20, 2024
Tres grandes jugadores del regional
February 20, 2024

Isaac "El Marinero" Carrasco, un crack en el regional

Hubo numerosos jugadores destacados en el torneo regional durante sus veitiún años de existencia, algunos de los cuales fueron traídos desde otras latitudes para elevar el nivel de sus equipos, mientras que otros trascendieron desde la región para dejar una huella indeleble en el fútbol profesional de la época. Entre estos últimos, sobresale Isaac Carrasco, una figura emblemática que pasó del Naval al Audax Italiano, luego al Colo Colo y finalmente a la selección chilena, trazando así una carrera magistral que lo consagró como el mejor lateral izquierdo en la historia de nuestro fútbol durante muchos años.

Nacido el 14 de agosto de 1928 en San José de la Mariquina, un pueblo ubicado a 50 km de Valdivia, Carrasco dio sus primeros pasos en el fútbol en el Unión Deportivo de su localidad natal. A los dieciocho años, ingresó a la escuela de grumetes en la Isla Quiriquina, situada en la Bahía de Concepción,  es aquí donde se acerca a la zona y donde comenzó a destacarse como un prometedor deportista. Posteriormente, tras una breve estancia en Valparaíso, donde participó dos años como futbolista en la asociación respectiva, regresó a Talcahuano para comenzar su corto pero exitoso periplo como futbolista en el torneo regional.

Siendo empleado administrativo de la Armada en la Base de Submarinos, Carrasco inició su trayectoria en el equipo chorero, a fines del año 1950, destacándose siempre en el mediocampo por el sector izquierdo. Fue en un encuentro entre una selección de la zona frente a una selección de la zona central donde es visto por el dt nacional Luis Tirado para luego formar una selección amateur. En el futuro seguirán encontrándose, pero esta vez en la selección profesional.

Fue a principios de 1951, donde resulta convocado junto a otros tres jugadores del Naval, Ernesto Saavedra, Arnoldo Weber y Sergio González, a representar a Chile en los primeros juegos panamericanos de la historia, a disputarse en Buenos Aires. Carrasco tuvo una destacada actuación, participando en todos los encuentros y contribuyendo a que Chile obtuviera la medalla de bronce.

Carrasco, agachado , segundo desde izquierda a derecha en los Panamericanos de 1951

 

Ese mismo año, con una destacada campaña en el torneo regional penquista, fue reconocido como el mejor jugador en su posición de mediocampista, llevando al Naval a coronarse campeón. En 1952, mientras aún jugaba para el Naval, Carrasco vivió dos momentos importantes: el primero, un partido contra el prestigioso equipo de Colo Colo en El Morro, donde su destacada actuación lo consolidó como el mejor jugador del encuentro y generó rumores sobre su posible traspaso al Audax Italiano de Santiago. El segundo momento relevante fue una exitosa gira por el sur del país, durante la cual el equipo de Naval, logró un desempeño sobresaliente en Punta Arenas, Puerto Montt, Osorno y Valdivia, manteniéndose invicto y destacando su juego colectivo.

En el equipo campeón del torneo regional de 1951, en la foto último parado de izquierda a derecha.

 

En mayo de 1952, concluyó su etapa en el torneo regional para dar paso a una nueva fase en las canchas santiaguinas, con su nivel ya era imposible retenerlo en  la provincia de Concepción, su nuevo destino era el Audax Italiano.

Su juego siempre lo posicionó en el mediocampo al costado izquierdo, Half izquierdo como se llamaba en la época, pero en el cuadro itálico es donde todo cambia, debido a varios infortunios tuvo que reemplazar a Adelmo Yori, quien ocupaba la posición de lateral. Al regreso de este a la titularidad, debió adaptarse a la de lateral izquierdo, lugar que no dejaría de utilizar en adelante en su carrera.

Jugando por Audax Italiano 1952, segundo agachado de izquierda a derecha.

 

Tras dos años en el Audax Italiano, Carrasco fichó por el Colo Colo en 1954, consolidando aún más su trayectoria. Ese mismo año, fue convocado a la selección chilena, participando en las eliminatorias para la Copa Mundial de la FIFA en Suiza y contribuyendo al subcampeonato de América en 1955 y 1956, los mejores logros de la selección hasta ese momento.

En Colo Colo juega hasta el año 1959, resultando campeón de Chile en 1956, con un equipo de grandes estrellas de nuestro fútbol, como lo eran Escutí, “Cua Cua” Hormazábal, Robledo, Cresmaschi, entre otros.

Con la camiseta de Colo Colo

 

A comienzos de 1960 llega su última parada como jugador, se va a Santiago Morning, estando en el cuadro bohemio por cuatro temporadas.

Una vez retirado como jugador, Carrasco se mantuvo activo en el mundo del fútbol como entrenador, logrando destacadas campañas con equipos de la región del Biobío, ascendiendo a Deportes Concepción a primera división en 1967, repitiendo el logro con Lota Schwager en 1969 y con Ñublense en 1976.

Isaac Carrasco fue un ejemplo de talento y dedicación, que emergió de los torneos regionales para dejar una marca imborrable en el fútbol nacional, siendo recordado como el mejor lateral izquierdo en la historia del fútbol chileno de le época. Su legado perdura como un tributo a los jugadores que brillaron en los torneos regionales de Concepción y más allá.

Jugando por la selección chilena, último parado de izquierda a derecha en 1955.